Hogar Padre Vito Guarato
 

¿Cómo nace el Hogar?

Tu donación cambiará vidas

Razón de origen

El HOGAR PADRE VITO GUARATO se constituye en respuesta ante la imperiosa necesidad de cuidar de cuidar, atender y asistir a uno de los sectores más vulnerables y desprotegidos. Como un albergue permanente para niños, niñas, adolescentes y adultos, con diversas discapacidades físicas e intelectuales en estado total de abandono.




La ASOCIACIÓN PADRE VITO GUARATO, es una Organización no Gubernamental, debidamente constituida y autorizada de conformidad con la Ley, nace con la finalidad de proteger y asistir a personas necesitadas.

La ASOCIACIÓN cumpliendo con sus fines de creación, a través de su HOGAR PADRE VITO GUARATO, proporciona un albergue especializado en el tratamiento y cuidado de niños desprotegidos, que sufren distintas discapacidades físicas y mentales.

TODA PERSONA, EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA Y EN CUALQUIER SITUACIÓN MERECE SER TRATADA CON DIGNIDAD Y RESPETO, SIN CONDICIONES Y SIN LIMITACIONES.

Padre Carlo Vito Guarato O.F.M.

“Los niños son minusválidos físicos, nosotros minusválidos espirituales” Frase memorable del padre Carlo Vito Guarato que representa no solo su manera de pensar, sino tambíen su manera de entender la vida y promover la conciencia social.
(1922-2000)

El Padre Vito Guarato, de nacionalidad italiana, un virtuoso Sacerdote Franciscano, fiel a su formación cristiana, se inspiró en esta obra de amor, ante la presencia de un hecho impresiónate, que ocurría ante sus ojos: Un menor con evidentes discapacidades hurgaba dentro de un basurero en busca de alimentos. Este hecho lo impactó de tal manera, que desde ese momento surgió en su mente, la idea de crear un hogar para atender a niños en la misma situación de necesidad y abandono.

Con personas altruistas, logró su propósito, entusiasmarlos para fundar un HOGAR para albergar de por vida, a estos niños indefensos. Así nació el HOGAR DE NIÑOS MINUSVALIDOS, ABANDONADOS, hoy HOGAR PADRE VITO GUARATO.

Constituida la FUNDACION PRO OBRAS HUMANITARIAS DEL BEATO HERMANO PEDRO EN EL SALVADOR, hoy ASOCIACIÓN PADRE VITO GUARATO, el día 28 de enero de 1994, fueron inauguradas las nuevas instalaciones de lo que hoy es el HOGAR PADRE VITO GUARATO.

El Padre Vito Guarato falleció en su natal Italia, el 25 de agosto de 2000. Sus restos mortales descansan en el Santuario del CRISTO SUFRIENTE, Capilla del Hogar, cumpliendo su último deseo.

Diseño Conceptual de las instalaciones del Hogar Padre Vito Guarato.

El edificio del Hogar Padre Vito Guarato, un área de 21 mil 777 metros cuadrados de terreno fresco, limpio y accesible. Está ubicado sobre el kilómetro 8 ½ de la carretera a Los Planes de Renderos, San Salvador, El Salvador. Fue diseñado para que los niños, niñas, y adolescentes que sufren diversos tipos de discapacidad física y mental, puedan movilizarse sin problema alguno.

En esa estructura funcionan los servicios de administración, lavandería, comedores y cocina, dormitorios, clínica, enfermería y farmacia. En el pasillo, frente a la capilla, están ubicados los “bazares” que alojan oficinas, bodegas, museo del Padre Vito y Sala de reuniones.

Este diseño integra una capilla octagonal en el centro, cuya forma representa las ocho Bienaventuranzas pronunciadas por Jesucristo, siendo estás:

  • 1. Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
  • 2. Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
  • 3. Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
  • 4. Bienaventurados lo que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
  • 5. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
  • 6. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
  • 7. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
  • 8. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. (Mt. 5: 3-10).

Los siete pabellones que rodean a la capilla representan las siete obras corporales de misericordias


(Mt 25: 36 – 36).

  • 1. Dar de comer al hambriento.
  • 2. Dar de beber al sediento.
  • 3. Vestir al desnudo.
  • 4. Dar posada al forastero.
  • 5. Visitar a los enfermos.
  • 6. Visitar a los encarcelados.
  • 7. Enterrar a los muertos.

Y frente a la Capilla, los siete bazares representan las siete obras espirituales de misericordia:

  • 1. Dar consejo al que lo necesita.
  • 2. Enseñar al que no sabe.
  • 3. Corregir al que se equivoca.
  • 4. Consolar a los afligidos
  • 5. Perdonar las ofensas.
  • 6. Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.
  • 7. Orar a dios por los vivos y los muertos.



¿Qué puede hacer tu donación?